Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Deportes, Los Barrios - 1 marzo 2009 - 12:48h

La Unión vuelve a caer derrotada, esta vez en casa de un Chiclana que salió al campo con más convicción. La Unión reaccionó muy tarde

La derrota de la Unión le hará salir, con total seguridad, de los puestos de ‘liguilla’ al terminar la jornada 26 de liga

La derrota de la Unión le hará salir, con total seguridad, de los puestos de ‘liguilla’ al terminar la jornada 26 de liga

La Unión Deportiva Los Barrios atraviesa, sin lugar a dudas, por su peor momento de forma de la temporada. Aunque los tres empates conseguidos antes de perder ante Cartaya y Chiclana fuesen buenos, la derrota de ayer deja a las claras que la Unión tiene que superar un bache importante.
Porque la impresión que está dando el equipo de Jaime Molina es de despiste. Hace dos semanas, el Cartaya sentenciaba el partido en los primeros diez minutos. Ayer, el Chiclana marcó al minuto de comenzar el partido, y lo mató en el 30. Para cuando la Unión quiso reaccionar, no sólo era demasiado tarde, sino que el Chiclana todavía tenía fuerzas para volver a marcar, haciendo inútil cualquier esfuerzo barreño.
La Unión casi no tuvo tiempo de asentarse en el campo, cuando el Chiclana inauguraba el marcador. Jaime Molina cambió la pareja de centrales, dando la oportunidad a Soria (que debutaba) y Gonzalo. Pero un pase a la espalda de ambos acabó con Dani Almendros batiendo a Vílches en el mano a mano.
Los barreños tardaron en reaccionar, y el Chiclana, con la ventaja en el marcador, se limitó a aguantar en su campo los envites de los de Jaime Molina.
No obstante, hasta el minuto 16 no llegó la primera ocasión para los gualdiverdes, con un corner botado por Añón que a punto estuvo de convertirse en gol olímpico. El balón, finalmente, salió fuera. Un minuto después, Javi Henares recibía dentro del área, pero la defensa del Chiclana pudo reaccionar a tiempo, mandando el balón a córner.
Tras estas dos ocasiones, dominio infructuoso de los gualdiverdes, y nuevo mazazo para ellos. En el minuto 30, un nuevo balón en profundidad lo recogía Ñoño, que volvía a batir a Vílches en el mano a mano. A pesar de que los centrales de la Unión tienen experiencia sobrada, quedaron en evidencia ayer, ante la velocidad de los delanteros locales.
Con el 2-0, la Unión sólo tuvo fuerzas para intentar recortar diferencias en dos ocasiones. En el minuto 33, Javi Henares remataba de cabeza flojo un centro de Abel Luque, y en el minuto 34, un disparo del propio Abel Luque era despejado en la misma línea de gol por Ati.
La última jugada de peligro del primer tiempo llegaba en el minuto 40, y pudo significar la puntilla para la Unión. El árbitro señaló penalty por manos de José Ignacio. Ñoño disparó ajustado, pero Vílches, el mejor de la Unión ayer, detuvo el lanzamiento.
En la segunda mitad, pocas ocasiones de gol. Los barreños intentaron meterse en el partido, pero su dominio era más territorial que otra cosa. No llegaban ocasiones claras, y tras un disparo de Añón que se marchaba fuera en el minuto 2, hubo que esperar 25 minutos para volver a ver a los barreños en acción. Corría el minuto 27 cuando Henares disparaba fuera. La respuesta del Chiclana llegaba en el minuto 33, con un disparo de Ñoño fuera. En el minuto 40, llegaba un remate de Angel de cabeza que se marchaba fuera, y comenzó la locura.
En el minuto 41, Javi Henares lograba recortar diferencias, con un cabezazo que no pudo atajar Mayo, guardameta local. La Unión creía en la remontada, pero en el 45, Emilio hacía una pared con Ñoño y volvía a batir a Vílches. Con 3-1 la Unión no se vino abajo, y todavía tuvo ‘arrestos’ para, en el 49, marcar el 3-2. Javier Añón fue el autor del gol, y nada más sacar del medio campo el Chiclana, el árbitro señalaba el fin del partido.
Esta derrota es de las que duelen, puesto que la Unión, con toda seguridad, acabe abandonando los puestos de ‘liguilla’ de ascenso a Segunda División B. Cinco semanas consecutivas sin ganar, con tres empates y dos derrotas, son muchas jornadas sin demostrar la condición de favorito que se le supone a los gualdiverdes.
Aunque los empates no han sido malos resultados (Pozoblanco y Puerto Real son equipos de nivel), parece que la Unión está en caída libre, y sólo un buen resultado este próximo fin de semana podrá calmar los ánimos. A pesar del gran trabajo del cuerpo técnico gualdiverde, no se puede evitar pensar en fracasos de ligas pasadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar