Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Gibraltar - 9 mayo 2009 - 11:19h

La vigilancia como método disuasorio

La RGP pone cepos al vandalismo.

La RGP pone cepos al vandalismo.

De las aulas a la calle, las autoridades se esfuerzan por zanjar los problemas de conductas poco cívicas

 La serie de reformas que ha propulsado el Ministerio de Justicia de cara a optimizar varios segmentos del funcionamiento judicial no se limita a las infraestructuras anunciadas recientemente o a la ley de protección del menor . Las conductas anti sociales representan, en este sentido, un objetivo claro y definido de carácter prioritario. La preocupación social así lo demanda, según ha reconocido el comisario Louis Wink.
El Gobierno ha puesto en marcha algunas iniciativas con la pretensión de poner freno a un fenómeno de gamberrismo callejero cuya gravedad ha prendido entre la opinión pública. Las autoridades policiales se han implicado rápidamente en el análisis de lo que sucede y en estudiar las maneras más eficaces para erradicar esta problemática.
La acción del Gobierno pasa fundamentalmente por la legislación introducida para restringir el consumo de alcohol entre menores y la luz verde a la RGP de cara a los despliegues de control y vigilancia que se vienen produciendo en cada cita festiva. Asimismo, la oficina del gobernador mantiene un contacto periódico con el comisario de policía. Lo hace en su condición de máximo responsable del Gobierno británico en la Roca, ejecutor de las competencias de seguridad interna que, junto a los asuntos externos, no están en poder de la Administración local. Cabe resaltar en este punto que la creación de la Autoridad de Policía de Gibraltar se anticipó a la concesión de más autogobierno al poder ejecutivo gibraltareño, más implicado, con la constitución de este organismo, en la organización policial.
Durante el último bienio el comportamiento social se ha confirmado, por lo tanto, como una de las cuestiones que más preocupan a la comunidad. La actual es una etapa de medidas. La prevención de sucesos se verá reflejada en las navidades, con patrullas que recorrierán varias zonas del Peñón y varios agentes apostados en enclaves estratégicos del centro urbano.
Durante la anterior legislatura varias asociaciones de vecinos acudieron al Gobierno reclamando actuaciones que pongan fin a las agresiones que se venían produciendo en el mobiliario urbano de varias zonas residenciales del Peñón. Esta llamada de auxilio supuso el detonante definitivo para que el Ejecutivo se ponga manos a la obra. La vigilancia está siendo como la punta de lanza de las actuaciones emprendidas para poner remedio a la situación.
Las denominadas “conductas anti sociales” que han proliferado en Gibraltar están generando varias medidas por parte de la Administración
Confluyen en esta reacción un conjunto de factores que animan la acción gubernamental y policial. En primer lugar la citada demanda de los ciudadanos, pero también la cuestión populista. Ya en su día, en plena recta final de la anterior legislatura, el Gobierno se involucró en una intensa campaña de lanzamiento de mensajes que, emitidos en la televisión local, defiendían la gestión realizada y prometían medidas en serie para los dos próximos años. De modo que el Gobierno se presta a solucionar todas aquellas inquietudes que afecten a sectores significativos de la población. Más de un año después, la labor consiste en plasmar esas intenciones.
En el novedoso Día Nacional de 2008 se registró un despliegue policial de importancia en La Piazza. Y en cada festividad importante, agentes se desplazan a los colegios del Peñón para advertir sobre la necesidad de que la diversión en la Roca transite siempre por unos parámetros de respeto y convicencia. Se previene a los tenderos para que no vendieran huevos a jóvenes. El éxito fue sólo parcial. El fenómeno del vandalismo ha enlazado con los dedos acusadores que apuntan a una parte del sector juvenil como causante y culpable de los incidentes. Por otro lado, también se han advertido en la Roca más robos.

Un conflicto y muchas implicaciones

1-Clamor.
El Gobierno ha recibido quejas. La seguridad ha ganado enteros en los programas de las diferentes formaciones políticas de la Roca.

2-Civismo.
Gibraltar presume de alojar poca delincuencia. Los ecos de comportamientos anti sociales en las calles no casan con esta imagen.

3-Implicación.
La respuesta empezó en el
Parlamento, se ha convertido en norma y su aplicación está siendo coordinada por las
instituciones policial y judicial.

Noticias cedidas por: Logo Area
Autor:Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar