Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Opinión - 30 abril 2013 - 10:07h

Opinión: La paciencia de Job

Rajoy pide paciencia y confianza ante las medidas que toma desde el Gobierno para afrontar la crisis económica. Otros, desde plataformas liberales que le han sido siempre afines (como PJ Ramírez), dicen que ya no cabe la paciencia y hay que mirar hacia la esperanza, la Esperanza Aguirre, para ser más exacto. La realidad es que “huele a chamusquina”, que el puchero se está pasando y que parece que no es momento para someter a prueba la integridad de la fidelidad de los Jobs, ni con permiso de Dios. Satanás acechó y se ensañó con Job causándole muchas desgracias, como enfermedades, ataque de caldeos y sabeos a sus criados, muerte de su ganado, pobreza, el repudio de su mujer e incluso la muerte de sus hijos y Job resistió. Está por ver si los jobitos españoles están por resistir tantas desgracias sin caer en las redes de Satanás.
Creo que me quedo otra vez en Guadarranque. Siempre me gustó su playa y muy especialmente su gente, un pueblo tranquilo y paciente. Allí se tuvo siempre presente la historia de la aparición del pulpo gigante, que con el paso del tiempo se convirtió en leyenda. Con el comienzo del año y, sobre todo, con la entrada de la primavera, que simbolizaba el renacimiento de la naturaleza, los carteyanos celebraban fiestas que proclamaban el deseo de que el año les fuera favorable.
Todos participaban en procesiones en las que se paseaba un barco con ruedas, constituidas por mascaradas que ejecutaban sobre el barco danzas promiscuas y canciones de sátira sarcástica. También se hicieron algunas procesiones en barco rodado con profundo sentimiento religioso. Entre el desafío, por una parte, y el profundo respeto, por otra, al poder de la naturaleza, nacían las fiestas de carnaval. Carrus navalis (barco rodante) representa la etimología que goza de mayor solidez a la hora de establecer los principios más remotos del carnaval.
En Carteya pudieron surgir las primeras fiestas de carnaval, con las primeras mascaradas sobre el barco rodante, o las canciones que, entre otras cosas, hacían referencia al pulpo que describiera Plinio, símbolo del poder de la naturaleza, del que el hombre a veces se mofa y otras teme, pero siempre, siempre, respeta profundamente. En Carteya, hoy Guadarranque, donde soportan todas las molestias de las industrias circundantes, aunque siga padeciendo los zarpazos del paro con la misma fuerza que tuvieran los golpes de tentáculo del pulpo gigante, no se creen ya con la paciencia del santo Job.

Autor: José Antonio Casaus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

  • Si Gibraltar Estornuda, La Línea se resfríaSi Gibraltar Estornuda, La Línea se resfría   Autor: Paco del Río Oír al alcalde, Juan Franco, proyectando la marcha de La Línea del Campo de Gibraltar, y por ende de […]
  • Super LópezSuper López Llegaron a meterle en un espacio cerrado, parecido a un cubo. Estaba vestido de verde, esta vez no tenía alas. Observó el recinto y […]
  • Feminismo anticapitalistaFeminismo anticapitalista Rafael Fenoy Rico Sobre feminismo se ha escrito y se escribirá abundantemente hasta que, llegado un día más cercano que lejano, las […]
  • En lo incorrecto está la virtudEn lo incorrecto está la virtud El gobierno de Sánchez con los independentistas y pro-etarras Lo políticamente incorrecto sigue siendo tabú en los discursos de nuestros […]
  • Entre autenticidades, gritos y performanceEntre autenticidades, gritos y performance Juan Antonio Palacios Escobar Hasta el ciudadano más desinformado, seguro que se ha dado cuenta que hemos entrado en modo […]

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar