Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Opinión - 1 mayo 2013 - 9:10h

Opinión: Trabajadores explotados

Hoy Día Mundial del Trabajo, normal y justamente reivindicativo, deberíamos prestar atención a situaciones que lamentablemente siguen produciéndose, con tristes consecuencias, como lo ocurrido en ese edificio de Daca, en Bangladesh, donde los muertos y desaparecidos se cuentan por centenares. Hay datos que se conocen poco. Bangladesh tiene más de 4.500 fábricas de confección que emplean a más de cuatro millones de trabajadores, la mayoría de ellos mujeres jóvenes, y que este sector es un componente fundamental de la economía nacional como fuente de empleo y divisas, dado que las prendas de vestir representan aproximadamente el 80% de las exportaciones del país.
Las fábricas de prendas de vestir de Bangladesh producen para muchas marcas internacionales de ropa, entre las que se cuentan marcas europeas muy conocidas, y que el 57% de todas sus exportaciones se dirigen a la UE. Pero analicemos la realidad. Las condiciones de trabajo son poco menos que esclavizadoras. Y nadie lo lamenta. Las jóvenes bengalíes trabajan por el salario mínimo más bajo del mundo: 3.000 takas, equivalente a unos 31 euros. ¡Frótense los ojos!. Y a muchos ni siquiera se les abonan las horas extra. Nuevos datos sobre la tragedia de Tazreen Fashions han colmado la paciencia y encendido los ánimos.
Algunos de los supervivientes de la fábrica siniestrada, que hacían horas extra en el momento en el que se inició el fuego, atestiguaron que el edificio de ocho plantas carecía de extintores y que no contaba con ninguna salida de emergencia, razón por la que varias personas saltaron por las ventanas.
El resto murió asfixiada o calcinada. Con estas condiciones laborales es fácil que las “grandes marcas textiles” acumulen millones. No se trata de señalar a ninguna en concreto, porque en definitiva son la práctica totalidad de esas que los jóvenes europeos, españoles también, eligen para “vestir a la moda”.
Tal vez hoy, primero de mayo, hubiera que meditar sobre los motivos de los “silencios sospechosos”. La tragedia de Daca ha pasado prácticamente “sin ruido” en los medios de comunicación occidentales. Las “grandes marcas” textiles mandan o influyen lo suficiente para ello. Es triste, pero real. Cabría pensar si con la actitud de avestruz, escondiendo la cabeza bajo el ala, no estamos todos contribuyendo a esta explotación laboral.

Autor: José Antonio Casaus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar