Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Opinión - 2 mayo 2013 - 10:22h

Opinión: Sigue la mamandurria

La “rebelión” de alcaldes populares, con la complacencia de los ediles socialistas, está retrasando la tantas veces anunciada reforma de la administración. Desde todas partes se reclama como necesaria, pero no hay quien de un paso al frente desde que se diese el aldabonazo de salida que metió el miedo en el cuerpo en mancomunidades y otros órganos en los que pululan los “mamandurrias” de los dos partidos mayoritarios. El aviso del Secretario de Estado, Antonio Beteta, quedó reducida a una declaración de principios porque del texto del Anteproyecto de Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local no se desprende con toda claridad la supresión expresa de las mancomunidades. Tan sólo parecía apuntarse la posibilidad y algunos ya argumentaron que el nuevo apartado 6 al artículo 44 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local (LBRL) impide que los municipios cuyas competencias hayan sido asumidas por la Diputaciones Provinciales, los Cabildos o Consejos insulares de acuerdo con lo previsto en el artículo 26.3 no podrán integrarse en una mancomunidad ya existente, ni crear una mancomunidad nueva; y la disposición adicional 6ª prevé que en el plazo de un año a contar desde la entrada en vigor de la ley, los servicios mínimos prestados por las mancomunidades serán sometidos a evaluación conforme a los criterios que fija el artículo 26. 3. ¡Vamos, que lo de Beteta era tan sólo fuego de artificio y que a los mamandurrieros no hay quien les desenganche de la teta.
Tan seguro de ello está el presidente de Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, Diego González de la Torre, que ha firmado con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental un acuerdo de colaboración entre Arcgisa, empresa pública comarcal de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar y Acosol, empresa de aguas de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental. En dicho acuerdo se contempla la transferencia y suministro de caudales desde el Campo de Gibraltar a la Costa del Sol, debido al déficit hídrico estructural que padece la costa malagueña. Y ello con la complacencia de la Secretaria General de Medio Ambiente y Agua, de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Es decir, que lo de “enflaquecer” la administración con la eliminación de la “grasa sobrante” en órganos públicos superpuestos no es más que una quimera. Sigue viviendo la mamandurria.

Autor: José Antonio Casaus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar