Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Opinión - 3 mayo 2013 - 9:45h

Opinión: El gran pacto

Tradicionalmente comenzaba mayo “con flores a María”, pero en este ocasión, además, ha despertado con “pactos a porfía”. Todos quieren pactar, o así lo manifiestan. Nadie dice qué, pero quieren pactar. Tal vez haya ocurrido que después de sobrepasar la tenebrosa cifra de seis millones de parados todos dan la guerra por perdida y buscan alivio con la paz.
Es conveniente recordar que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destacaba que en el pacto social el Estado o las autoridades públicas, sean nacionales, regionales o locales, participan como actores junto con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, es decir, patronales y sindicales y que el pacto social por lo general se centra en torno a las políticas macroeconómicas y sociales y no en torno a las condiciones de empleo, que son ámbitos que interesan a la negociación colectiva y tiene lugar entre representantes de los empleadores y de los trabajadores; y que el pacto social suele representar un consenso entre los principales actores respecto de la orientación de las principales políticas económicas y sociales.
Todos coinciden en expresar que los teóricos pactantes tendrían que ceder en sus pretensiones iniciales y no se puede ignorar que cuando uno de los actores lo hace desde la ventajosa postura de una mayoría parlamentaria absoluta es poco menos que imposible que pueda llegarse a posturas de consenso.
No hay que perder totalmente la esperanza, aunque siendo realistas y observando las dificultades que se encuentran para “pactos menores”, por ejemplo en los ayuntamientos, hay que reconocer que existe poco lugar para el optimismo.
Uno percibe la sensación de que las posturas se han radicalizado de tal forma que ese expresado propósito de pactar parece más un deseo de aparentar concordia que de aportar alguna solución al grave problema que afecta a la sociedad española. Lo que sí puede afirmarse, sin temor al equívoco, que los que más desean que exista un pacto son los verdaderamente afectados, los parados.
Ellos no serán los actores, está claro, pero sí que son los que asisten con desesperación a las batallas partidarias de políticos y al aprovechamiento desmedido de los económicamente poderosos. Porque no nos engañemos, la crisis no es igual para todos. Lo es más para unos que para otros.
Y por paradójico que resulte los “unos” son los esperan mientras los otros son los que tienen que conformarse con esperar.

Autor: José Antonio Casaus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar