Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

La Linea - 16 febrero 2015 - 13:53h

Mercedes Corbacho restaura la imagen del Cristo del Abandono

El Párroco Juan Manuel Benítez, junto a la restauradora Mercedes Corbacho.

El Párroco Juan Manuel Benítez, junto a la restauradora Mercedes Corbacho.

La Sagrada Imagen del Santísimo Cristo del Abandono está siendo restaurada por la linense Mercedes Corbacho. El traslado del Cristo del Abandono se realizó de manera muy discreta en la madrugada del 15 al 16 de diciembre a sus talleres tras la aprobación por parte de la Delegación de Patrimonio del Obispado de Cádiz y Ceuta para su restauración.

Mercedes Corbacho tiene un extenso curriculum. Es Licenciada en Bellas Artes en la especialidad de Conservación y Restauración en 1996. En septiembre del año 2001 se incorporó a la Fundación Municipal de Cultura ocupando una plaza de restauradora, encargándose de los bienes del patrimonio municipal. Ha realizado diversas intervenciones, como es el caso del Estandarte con escudo de la ciudad de los años 20, en esculturas y pinturas religiosas, en la imagen de María Auxiliadora y en 76 lienzos del Museo Cruz Herrera. El 31 de marzo de 2008 pasó a ocupar la plaza de dirección de este museo.

Lo primero que le ha realizado a la Imagen del Cristo del Abandono es una limpieza profunda, ya que hay que consolidar fisuras y algunos desprendimientos de estuco y de policromía. Según explicó en COPE Campo de Gibraltar-Costa del Sol, la máxima de un restaurador es el respeto al original. “Siempre lo llevo a cabo de la manera más pulcra que puedo. En el caso del Cristo del Abandono lo que más a llamar la atención una vez que esté finalizada la restauración es la limpieza, el color. La imagen está muy oscurecida por el paso del tiempo. No me gustaría que nadie se llevara a errores. Yo estoy llevando a cabo una limpieza y una recuperación del Cristo de tal y como lo concibió el autor, tal y como estaba cuando llegó a la Iglesia”, explicó.

Mercedes Corbacho aseveró que aparte de que el Cristo tenía un tono más oscuro porque le dieron una pátina para oscurecerlo tras llegar a la Iglesia, la pátina del tiempo ha dejado huella. “El Cristo está en un altar. El humo de las velas oscurece muchísimo. Estamos hablando de 70 años que lleva expuesto al humo, al deterioro natural de la pintura con el paso del tiempo, los efectos de la lluvia y se nos ha curtido”.

Para Mercedes Corbacho “es un reto porque es una imagen que tiene mucho peso en la ciudad y tiene muchísimos fieles devotos y todo eso hace que ponga todo mi corazón para que la restauración sea perfecta”. A todo ella añadió que la misma noche que se lo llevaron a su taller empezó a limpiarlo, “ya que estaba deseando hacer una cata de limpieza, aunque siempre se tiene la precaución de realizar esa limpieza en zonas poco visibles para no meter la pata y no llegar a hacer un barrido que es un exceso de limpieza. Pero cuando vi el efecto de limpieza en las manos me impresionó. Las manos y los pies son las zonas más oscurecidas de toda la imagen”.

La Imagen del Sagrado Cristo del Abandono podrá procesionar este año, ya que la intención de Mercedes Corbacho es que sea así. “Yo estoy poniendo todo de mi parte y además, lo estoy haciendo con muchísima ilusión. En todos los trabajos que hago pongo toda mi profesionalidad, pero es cierto que hay trabajos con los que conectas más porque llevan una carga emocional añadida. He visto la devoción que le tienen los hermanos de la Hermandad. Para mí fue súper emotivo el acto que hubo de despedida del Cristo y ahí me di cuenta de la responsabilidad tan grande que tenía. No me da miedo el tema profesional porque llevo muchos años de experiencia, tengo seguridad en mi trabajo, pero vi tal carga emocional que en ese momento fui consciente de la responsabilidad tan grande que tenía”.

En este sentido continuó diciendo que “la imagen presenta fisuras en los dos brazos, las muñecas y los pies, que están muy deteriorados. Uno de los pies, el derecho, tenía como una especie de añadido de madera que no estaba enrasado con el pie. En los pies creo que se va a notar mucho la restauración”, explicó.

Corbacho añadió que la Hermandad va a disponer de un informe con fotos del antes y el después. “Me voy a quedar muy tranquila cuando vengan a recogerlo al gabinete donde lo tengo y le vea las caras a los hermanos. Se va a notar mucho la restauración. Yo no lo pienso repintar”.

La restauradora linense lleva muchos años en la profesión y es cierto que le ha costado trabajo hacerse un hueco. “Me niego rotundamente a llevar a cabo el refrán de ‘Uno no es profeta en su tierra’. Cuesta demostrar las cosas, pero la gente va tomando conciencia. La mejor tarjeta de presentación que tiene uno es un trabajo bien realizado. No soy perfecta, pero intento llevar mi trabajo a rajatabla”.

Mercedes Corbacho ha realizado numerosas restauraciones en la ciudad, entre ellas destaca la restauración del cuadro del Cristo de Velázquez, una copia que realizó el insigne pintor linense, José Cruz Herrera, y que se encuentra en el Santuario de la Inmaculada. “Cruz Herrera le prometió a su madre que le iba a hacer una copia del Cristo de Velázquez, la tuvo en su casa y luego se donó a la Iglesia de la Inmaculada”. Corbacho siguió explicando que Cruz Herrera con toda su buena intención pintó dos ángeles en actitud orante, que no aparecen en el cuadro de Velázquez, pero al párroco no lo consideró a bien, y decidió eliminarlos. Según una carta, fueron raspados, pero yo tenía mis dudas de que fueran repintados y cuando lo estuve restaurando los mandé a radiografiar y me hicieron 12 radiografías del cuadro entero. Vimos la parte inferior del cuadro y se veían los arañazos de haberlos raspados. Mi intención era eliminar esos supuestos repintes para sacar a la luz esos ángeles, pero fue imposible, ya que habían sido raspados”.

A.Mateo/C.Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas