Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

La Linea - 17 Julio 2017 - 0:06h

La Virgen del Carmen visita su mar una vez más

La Virgen del Carmen durante la ofrenda floral/ Manolo Aspirina

La jornada ha transcurrido con bastante afluencia de feligreses y en perfecta normalidad

Hoy ha tenido lugar la celebración de la Festividad de la Virgen del Carmen, en una jornada intensa y doblemente festiva, en el que aunque el levante ha seguido soplando, sin embargo no ha deslucido a La Línea más marinera.

El día comenzó a las 10.00 horas en la parroquia del Carmen con la solemne Misa del Carmen. En las inmediaciones a la iglesia se podían ver numerosos vendedores ambulantes de flores, y la pequeña iglesia presentaba un lleno absoluto.

Durante la misa, que estuvo acompañada en todo momento por el Coro de la Parroquia del Carmen, su párroco Luis José Norasco Germán habló de forma apasionada de la vida cristiana afirmando que “la creación entera está esperando la manifestación de que somos hijos de Dios. El mundo necesita a los cristianos, a testimonios de vida cristiana, la conversión en hijos de Dios.

La Corte de Damas estuvo presente en la celebración/Manolo Aspirina

Aunque se mostró feliz de encontrar la iglesia llena, Norasco insistió en que la palabra de Dios “sólo sirve para iluminar” y que no hay que acordarse de él sólo una vez al año sino cada día, puesto que “si amamos necesitamos estar cerca de él”.

De igual manera plateó los problemas del relevo generacional de la iglesia de La Línea de la Concepción desde la autocrítica, puesto que no se ha sabido “evangelizar”, anunciando que a día de hoy debido a esta falta de evangelización en general y en La Línea en particular, se está perdiendo poco a poco la tradición cristiana (menos feligreses, menos sacerdotes), y que como consecuencia muchas iglesias van a cerrar.

Este hombre de vehemente fe también ha atacado a la rivalidad entre hermandades que pelean por advocaciones distintas de la Virgen, además de hacer una dura crítica al narcotráfico y el contrabando de drogas.

Al  término de la misa, la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen del Carmen, hizo entrega de tres placas: la primera al párroco de la iglesia que se marcha a su país de origen- República Dominicana- a finales de mes, la segunda por su colaboración con la cofradía a Juan Andrés de muebles barroso, y por último pero a la vez por primera vez el premio al remero del Carmen 2017 bien merecido por los “años y años en la parroquia y la hermandad” para Juan León, cuya entrega hizo que los asistentes empezaran un gran aplauso a los que se añadió “vivas” a la Virgen del Carmen.

La Virgen del Carmen en el momento de embarcar para realizar su procesión marítima/ Manolo Aspirina

Seguidamente, en la Plaza de la Iglesia del Carmen tuvo lugar una inmensa ofrenda floral de todos los vecinos que quisieron rendir homenaje a su virgen más marinera en su día especial.

En la tarde, en torno a las 18.00 horas, la virgen volvió a congregar a su feligresía en torno a las puertas de su iglesia, pues daba comienzo la procesión marítimo-terrestre por la que es de sobra conocida.

La procesión que salió desde la plaza para tomar la calle Canarias con el fin de embarcar en el Puerto de la Atunara, fue seguida, por una gran corte entre las que se encontraban desde autoridades municipales como el alcalde de La Línea de la Concepción, la corte de Damas de la Velada y Fiestas de La Línea y mucha gente anónima de la barriada y del pueblo que como cada año la esperaba, y que, pese al absurdo espectáculo de motos acuáticas y lanchas mientras se esperaba el embarco de la Virgen, no han logrado deslucir la procesión marítima que llegó hasta la zona de Levante y volvió al punto de partida, para seguir ya, con los pies en el suelo, por diversas calles de la barriada marinera por excelencia, hasta su recogida en torno a las 21.30 horas.

Editorial: La fe de cada día

La Línea ha vivido una doble fiesta en este domingo que acaba de pasar, ambas relacionadas con la fe y la diversión, términos que a veces parecen antagónicos, y que muchas veces lo son.

Los párrocos se quejan de su feligresía, apelan a esa fe, todos los días, no como excusa de diversión, bebida y juerga.

No como excusa de delincuencia en una barriada como la de la Atunara, que pese a tener una idiosincrasia muy especial, su cercanía marítima, recuerda sin querer a las actividades delictivas que se llevan a cabo en sus aguas.

La Virgen del Carmen es mucho más, que lanchas y motos enbravecidas, fiesta y diversión, es el sentir del creyente que emocionado mira a su Virgen, que le pide por sí mismo y los suyos, por su barriada y su pueblo.

La fe y la diversión no están reñidos, pero hoy en día solemos tener más de lo segundo que de lo primero, algo no va bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas