Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Costa Del Sol, Deportes, Estepona - 29 mayo 2018 - 18:10h

La expedición Nemo comenzará cruzando el Estrecho de Gibraltar

El aventurero malagueño Ignacio Dean, que dio la vuelta al mundo a pie hace unos años, intenta ahora unir a nado cinco continentes a partir del próximo 8 de junio, Día Mundial de los Océanos, para lanzar un mensaje por su conservación, una expedición que denomina “Nemo” y que ha presentado hoy.
El reto consta de cinco etapas, la primera de las cuales consistirá en cruzar el Estrecho de Gibraltar, para lo que deberá nadar los aproximadamente 15 kilómetros que unen Tarifa  con Marruecos y hacer frente a sus duras corrientes.
En julio efectuará la travesía del estrecho del Bósforo, para conectar Europa con Asia; en agosto cruzará el mar de Bering, con temperaturas de hasta 3 grados, y alcanzará Asia desde América y en septiembre el mar de Bismarck, con sus más de 12 kilómetros para llegar a Oceanía desde Asia.
Este desafío finalizará en octubre en el mar Rojo, en el golfo de Áqaba, que destaca por su alta salinidad, con lo que unirá Egipto con Jordania a través de más de 15 kilómetros.
La expedición pretende demostrar que con trabajo no hay nada imposible y concienciar del cuidado de los océanos, ya que más del 70 por ciento de la superficie del planeta es agua, ha señalado el aventurero en un acto junto a la concejala de Deporte del Ayuntamiento de Málaga, Elisa Pérez de Siles.
Dean -que no es deportista profesional- contará para este reto con una embarcación de apoyo, en la que viajarán un médico y un equipo audiovisual que realizará un reportaje por cada travesía y un documental al finalizar la expedición.
“Vamos a hablar de cuestiones medioambientales, el tráfico marítimo en el estrecho de Gibraltar, las tribus de Papúa Nueva Guinea o los pescadores de Bering”, ha explicado.
Nacho Dean recuerda su experiencia como único español en dar la vuelta al mundo a pie, aventura en la que recorrió cuatro continentes, 31 países y 33.000 kilómetros en solitario para documentar el cambio climático.
“Tenía una deuda pendiente con los océanos después de la vuelta al mundo a pie”, ha comentado.
A diferencia de su anterior aventura, que comenzó sin patrocinadores; en esta ocasión cuenta con financiación para hacer frente a parte de la expedición, en su mayoría patrocinios a los que suma sus ahorros personales, aunque espera -a medida que cubra retos- conseguir los últimos apoyos.
Ha notado el incremento de ayuda en este nuevo desafío, gracias al “bagaje” y “credibilidad” que le otorga su anterior reto, aunque ha expresado la dificultad que todavía supone lograr patrocinadores.
Para atender al desafío, el malagueño ha entrenado durante un año a diario entre dos y tres horas, con series en piscina y un trabajo en aguas abiertas en una preparación muy autodidacta.
Entre otros reconocimientos, Nacho Dean resultó finalista en 2014 en los “Discovery Awards”, en 2015 fue nominado a los Premios Príncipe de Asturias y en 2016 recibió una medalla conmemorativa del Ayuntamiento de Málaga.

Francisco Acedo /AREA 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas