Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

La Linea - 14 julio 2018 - 3:48h

Noche de orgullo y linensismo en la coronación de la Salvaora

El linensismo fue el protagonista de la noche./Marcos Moreno.

La Línea ha vivido una noche de magia y linensismo, un revulsivo tan necesario en una época en la que la imagen de la ciudad está muy deteriorada y sesgada, y donde los linenses orgullosos, han tirado de memoria y emoción para posicionar a la patria chica, a la mare linense donde se merece.

Galería de la Coronación 2018

Pregón de la Salvaora

La noche comenzó puntual y funcionando como los engranajes de un reloj suizo, el presentador, nuestro compañero Rubén García Perea mezcló sus tablas y calidez para conducir una gala que estaría llena de sorpresas.

La coronación fue rápida sin embargo. En poco más de media hora, ambas reinas con sus cortejos, estaban coronadas de la mano de la concejal de Festejos, Susana González y el alcalde, Juan Franco, y cómo no gracias a las hábiles manos de Carlos de Lara.

Así, Cynthia Maciel, la nueva reina infantil tuvo palabras de agradecimiento para sus abuelos, su madre, su caseta la trabajadera y su Hermandad de la Amargura que “me ha dado una oportunidad de estar aquí”, afirmando que esperaba que los niños especialmente se lo “pasen genial en la feria y la cabalgata” de la Salvaora.

Carmen María Picardo, una reina orgullosa de ser linense./Marcos Moreno.

Por su parte, la reina juvenil, Carmen María Picardo con su caseta la Salvaora por bandera emitió un breve discurso agradeciendo la presencia de todos los linenses en una noche tan especial para todo el cortejo indicando que se sentía orgullosa de “poder representar a un pueblo trabajador, humilde y con personalidad” compuesto de personas fuertes y que sin olvidar los problemas de la ciudad, todos cada día “aportemos nuestro granito de arena” para que La Línea,esa ciudad “sinónimo de alegría” tenga “lo que se merece”, animando de paso a los visitantes y campogibraltareños a que “descubran por ellos mismos” nuestra feria.

Franco, afirmó que ser alcalde de La Línea es “el máximo honor al que puede aspirar una persona”, un municipio que es “más que lo que sale en los medios de comunicación” aprovechando sus palabras para pedir a los ciudadanos que por unos días “olvidemos los problemas que nos atenazan durante todo el año” y acordándose de nuestro inmortal Manolo Aspirina, gran fotógrafo y gran ausente en nuestra Salvaora 2018.

Y entonces comenzó el pregón, un pregón que bajo el título ‘Un año cualquiera de mi vida en La Línea de la Concepción’, era toda una declaración de intenciones por parte de su autor, el empresario y linense German Domínguez que a más de uno puso los vellos de punta en más de una ocasión. Un pregón lleno de linensismo, un linensismo que era un orgullo, que era un grito, que era una pasión, que era rebeldía ante el que nada sabe de este pueblo y presume de conocerlo, del que disfruta en un intento vano de conseguir repercusión mediática o el que ignora el daño al que está sometiendo a su población, una imagen pequeña proyectada por la lente deforme de una lupa perversa.

Susana González con la maestría de Carlos de Lara coronaron a la pequeña Cynthia./Marcos Moreno.

La Línea y sus mares, y sus calles y plazas, y sus fiestas, y su virgen del Carmen, y del Rocío, y cómo no su Inmaculada, su fervorosa patrona. Una Línea que es cante flamenco, saeta y carnaval y Balona, una Línea solidaria y donde su idiosincrasia alcanza un cierto grado cosmopolita, herencia de su mestizaje que nos conforma y tan buenos anfitriones nos hace ser.

Un alegato a la alegría y la esperanza, al recuerdo y la reivindicación, y donde nuestro Diario Area, también tuvo su mención, donde el pregonero pasó 26 años en el cierre, desarrollando artes gráficas con su compañero Domingo Peña Franco, al que consideró su segundo padre, gracias a la oportunidad que le brindó a los 15 años como aprendiz nuestro fundador Antonio Gómez Rubio.

Toda una explosión de linensismo controlada que no contenida, que emocionó a los asistentes, donde Sandra Cabrera y Marta Barreno consiguieron emocionar al respetable.

Germán Domínguez, un linense convencido./Marcos Moreno.

La velada llegó a su punto álgido con el fin del pregón, pero los asistentes ni se movieron, porque ya estaban listos para disfrutar del buen hacer de la artista malagueña Rocío Cortés, que arrancó con ‘Sevilla’ de Rocío Jurado, seguida de ‘Te lo juro yo’, y así todo un repertorio coplero y flamenco, rematado por fandangos de Huelva.

El acto de coronación finalizó con la tradicional ofrenda floral ante la Patrona. La Salvaora ya está aquí.

Loli Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas