Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Feria De La Línea, La Linea, Toros - 21 julio 2018 - 2:40h

Pacheco engrandece la historia linense

Miguel Pacheco hace historia en su alternativa./Marcos Moreno.

Por Ángel Modesto

La historia de La Línea se engrandece. Amaneció la vecina ciudad de la Roca enarbolada en un ambiente de fervor por sus 148 años de fundación. Un preludio perfecto para que Miguel Ángel Pacheco tomara la alternativa en su tierra.

Fotogalería con los mejores momentos de la tarde

Decía Belmonte que si los toreros tuvieran que firmar las corridas dos horas antes, no firmaría ninguna. El rostro de Pacheco reflejaba la preocupación lógica del quien empieza momentos antes de romper el paseíllo. Con el primero en el ruedo, todas esas tensiones se fugaron en un inicio comprometido de rodillas y unas verónicas suaves y templadas en el remate. Toro bonito de hechuras, de pitones cerrados, ideal para tomar la alternativa. Tras recibir los tratos del padrino, el toricantano trazó una faena estructurada, con derechazos buenos y naturales de expresión. Con el toro venido a menos, Pacheco optó por las cercanías antes de cobrar una buena estocada. Dos orejas de ley.

Ferrera ofreció una dimensión de torero hecho, cuajado en mil batallas y sabedor de una técnica inestimable. Bordó el toreo ante el buen segundo. La cadencia del cuerpo mecido, la expresión sentida y el acompañamiento dormido permitió a Ferrera sentirse de principio a fin. Muletazos por alto, un bonito cambio de mano, la forma de irse de la cara del toro,…pinceladas de toreo añejo. Dos orejas tras una estocada bien colocada. El cuarto fue harina de otro costal. Toro reservón y siempre detrás de la mata, Antonio tuvo que tirar de oficio para ganarle la batalla. Emborronó la espada una actuación de premio.

Pacheco recibió el apoyo del respetable en su alternativa y también de los diestros Fandi y Ferrera./Marcos Moreno.

El poder del Fandi con los palos se impuso a dos faenas de largometraje. Frente al segundo, un toro de embestidas intermitentes, Fandila manejó las telas con más soltura que expresión. Con el quinto volvió a sacar en escena su porte con los garapullos. La disposición del granadino, la energía de su personalidad y el carácter ambicioso que desprende sirvieron para desorejar al de Lagunajanda.

Con la tarde caída en La Línea, Pacheco pasaportó al parado sexto. Bajo de hechuras, de manos cortas, lo que llamamos por aquí abajo un zapato. Pronto echó el freno de mano teniendo que jugársela el linense en los terrenos comprometidos. La espada le privó de la gloria. Daba igual. La historia ya estaba escrita del primero y La Línea cuenta con un grandioso torero.

A hombros los tres toreros en la una jornada taurina para la historia de la ciudad./Marcos Moreno.

RESEÑA DEL FESTEJO (LA LÍNEA. 20 JULIO 2018)

Feria y fiestas de La Línea. Casi tres cuartos de entrada en los tendidos en tarde calurosa.

Se lidiaron seis toros de Lagunajanda, variados de tipo y juego. Destacó la nobleza del primero y la calidad del segundo. Los peores cuarto y sexto.

Antonio Ferrera, de tabaco y oro: dos orejas y ovación tras aviso

El Fandi, de nazareno y oro: oreja y dos orejas

Miguel Ángel Pacheco, de rosa palo y plata: dos orejas y silencio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas