Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Deportes, Sotogrande - 22 octubre 2018 - 0:35h

Sergio García o un lunes de resurrección

Sergio García, la esperanzan de la escuadra española. Foto: Marcos Moreno

Ya es lunes, o casi según lean, así que pueden ustedes cogerse medio día libre para disfrutar un rato de buen golf. No será un lunes cualquiera en Valderrama. Sergio García juega para ganar su torneo, acuciado por el aliento de los que quieren que no sea un paseo militar del castellonense.

Fotogalería: Un domingo atípico en Valderrama

La reacción de ‘un tal’ Lee Westwood, un súper clase sin corona en un ‘major’, se quedó a medio tejer debido a la maldita climatología. Con 4 bajo par en 8 hoyos, a Lee se le veía con ganas de asediar a Sergio, que no estaba tan fino como el sábado. Tras ocho hoyos, Sergio caminaba al par en su tercera vuelta después de un birdie en el par 5 (hoyo 4) y un bogey con el putt en el siguiente, el estratégico hoyo 5.

El juego, seguido muy de cerca por los espectadores. Foto: Marcos Moreno

La táctica de García en el inicio de esta peculiar semana debe ser la de mantener la tensión en la bolsa y no en las manos. Tiene la victoria en ellas. Solamente él puede dejar escapar esta primera victoria en 2018, que le puede dar muchas alas a los importantísimos compromisos que tiene que afrontar de cara a la final de la Race to Dubai.

Tres golpes de diferencia son muy pocos en Valderrama con más de nueve hoyos por delante. No son unos cualquiera tampoco los que ocupan la tercera plaza: Shane Lowry (jugador de Ryder si fuera más constante en su juego durante su año de golf) y Gonzalo Fernández-Castaño. Del madrileño sabemos que está sufriendo en Estados Unidos pese a que le pone la mejor de la caras. ¿Debió irse de Europa con lo bien que le iba? La respuesta a esa pregunta solo la debe saber él. O Alicia, su mujer, la fiel seguidora.

La competición se sigue con el máximo interés. Foto: Marcos Moreno.

Lo cierto es que ‘Gon’ tiene que fijarse en cada putt que tira, porque de la precisión en su última va a depender el conseguir su tarjeta europea para el 2019, en una clasificación matemática. Esas cuitas son objetivos menores, pensarán ustedes. No es así. Es un auténtico espectáculo seguir la vuelta decisiva de un jugador, cualquiera, hay varios, que se juegan el pan de un año en los últimos hoyos de la temporada. Tembleque.

Habrá entrada gratuita para los que se animen a desafiar al jefe y al tiempo. Es de apreciar el cómo se lo ha tomado la gente el vaivén de horarios y de suspensiones durante toda la jornada. Tiene su qué el hecho de que precisamente haya sido el torneo gaditano el que haya levantado más ira en las nubes y tormentas. Pero el hecho de que la afición al golf haya desafiado a las inclemencias aseguran que en 2019 se va a volver a vivir una semana de altura en esta Santa tierra.

Quique Iglesias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas