Campo de Gibraltar - Diario Area

Grupo Diario Area
Cope Campo de Gibralar
Cadena 100 Campo de Gibralar
TV Campo de Gibralar

Opinión - 29 octubre 2018 - 12:11h

El cambio en Brasil

Fernando González Meléndez

La reciente elección como presidente de Brasil, de Jair Bolsonaro, parece no caer muy bien en los llamados sectores de izquierda en el mundo, y sobre todo, a Nicolás Maduro en Venezuela. De hecho, la izquierda, se ha dedicado a hacer una campaña brutal enfocada a pintar a Bolsonaro como un radical racista de ultra derecha (el Donald Trump brasileño).

La cuestión, es que a la izquierda tradicional radical, se le olvida de contar la historia, de como un ex militar, logró conseguir el apoyo de más del 55% de la población. Seguro, que ahora la izquierda dirá, que Brasil, está lleno de racistas y xenófobos.

Bueno… vale la pena recordar, que hace un par de años en Brasil, empezó a surgir un movimiento de opinión, que pedía que los militares diesen un golpe de Estado. Si… parece contradictorio que una gran masa de la población, hicieran manifestaciones en todo el país pidiendo que los militares asumiesen el poder.

Y el porqué de ello? Muy sencillo. La respuesta es la corrupción del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), encabezado por Lula da Silva, y luego, por la presidenta Dilma Rousseff. El escándalo de PETROBRAS fue la puntilla que hizo que la mayoría de los brasileños deseasen un cambio radical en la política del país.

Y junto con la corrupción del PT, hay otros motivos como el creciente indice de delincuencia en las calles, o el empeoramiento de los servicios públicos, como por ejemplo, la sanidad. Y quizás, hay otro motivo por el que los brasileños eligieron un cambio radical: No quieren una Venezuela en el Brasil.

Si… para muchos brasileños, las políticas del PT van enfocadas a copiar el modelo chavista en ese país, y claro, ese, quizás sea el motivo más claro, por el cual, la mayoría, ha preferido a un ex militar antizquierdista, que a un lugarteniente de Lula y Maduro en el poder.

La cuestión, es que los casos de corrupción, en gran medida, hicieron que Lula fuese a la cárcel, y Dilma, fuese destituida de la presidencia. Y a pesar de ello, hasta hace un año, las encuestas apuntaban que Lula, estando en la cárcel, podría ganar las elecciones. Así, que se entabló una lucha judicial porque Lula fuese candidato del PT, y por otro lado, un sector de la población brasileña, empezó a gritar al cielo que los militares tomasen el poder.

Al final, la justicia impidió el retorno de Lula, y por otro lado, el PT, puso de candidato a Fernando Haddad, un ex ministro de Lula, quien en la campaña, dejó perfilar la idea, del indulto a Lula, con lo cual, creía, que ello, le podría dar la victoria. Mientras, que por otro lado, Bolsonaro, se dedicó a enfocar en su discurso, que él, acabaría con la corrupción y la inseguridad en las calles.

Así, que se entenderá, que una de las causas por las que un ex militar ganó en Brasil, es porque la mayoría de la población, no desea a un Lula libre en las calles, a un PT en el gobierno, y una Venezuela en Brasil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias (posiblemente) relacionadas

El sitio web http://www.grupodiarioarea.es/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar